Colaboración en tecnología e innovación

Confianza, transparencia y éxito común: estos son los fundamentos de la colaboración entre SIG Combibloc y WITTENSTEIN. Una relación que comenzó hace 20 años se ha convertido en una colaboración intensa para el impulso de tecnologías.

SIG Combibloc: proveedor de sistemas líder en materiales de envasado y máquinas de llenado


SIG Combibloc es uno de los principales fabricantes del mundo de envases de cartón asépticos y máquinas de llenado de bebidas y alimentos. En calidad de proveedor de sistemas, la empresa suministra tanto los envases compuestos ya impresos, como las máquinas necesarias para el llenado aséptico de bebidas y alimentos líquidos. Con una facturación anual de 1720 millones de euros, la empresa es uno de los actores más importantes dentro de este mercado.

WITTENSTEIN S.L.U. - Parque Empresarial "MasBlau", C/ Bergueda 1, esc. A, Modul. 4

+34 93 479 1305

+34 93 478 7636


JUNTOS IMPULSAMOS INNOVACIONES

JUNTOS IMPULSAMOS INNOVACIONES

Decisivo para el éxito de SIG Combibloc es su especial filosofía:

Leer más

SIG COMBIBLOC CONFÍA EN WITTENSTEIN – EN TODOS LOS EJES

La servotecnología de WITTENSTEIN ha demostrado ser una "tecnología impulsora" corresponsable del excelente rendimiento de nuestras máquinas.

SIG COMBIBLOC CONFÍA EN WITTENSTEIN – EN TODOS LOS EJES

Leer más

DE PROVEEDOR DE COMPONENTES A SOCIO COMPETENTE

DE PROVEEDOR DE COMPONENTES A SOCIO COMPETENTE

La servotecnología de WITTENSTEIN ha demostrado ser para SIG Combibloc una "tecnología impulsora" corresponsable hoy en día del excelente rendimiento de sus máquinas.

Leer más

Una auténtica relación cooperativa

SIG Combibloc se ha propuesto como meta ser para sus clientes mucho más que un simple proveedor de tecnologías de primera clase. La colaboración con WITTENSTEIN demuestra que la empresa lleva a la práctica esta filosofía con éxito también en el trato con sus propios socios.

Así se fabrican y llenan cartones de bebidas

El diseño básico de las máquinas de SIG Combibloc consta siempre de cuatro módulos: los recortes de envase, denominados "sleeves", se despliegan en una sección de la rueda de mandriles, se colocan seguidamente en mandriles y allí se calientan. En el mismo proceso se pliegan primero los fondos de los envases y a continuación se cierran mediante la prensa de fondos. En la siguiente sección de la cadena, las partículas de polvo del envase abierto por arriba se expulsan con aire comprimido y las líneas de plegado y solapas preestampadas en el material de cartón se rompen y pliegan previamente como preparación para el sellado. En la zona aséptica, los envases se esterilizan con peróxido de hidrógeno, se secan, se llenan con el producto y se cierran mediante un proceso de soldadura por ultrasonido.

A continuación, un módulo de manipulación entrega los envases primarios llenados y cerrados a un dispositivo de transporte para su extracción. Los procesos de plegado, llenado y cierre discurren a máxima velocidad. Así, por ejemplo, una Combibloc CFA 124 de seis pistas posee un rendimiento de 24 000 envases por hora. Esto extrapolado a un año supone 16 millones de ciclos de la máquina por pista. Las máquinas deben poder rendir durante 10 años como mínimo, es decir, deben desarrollar 160 millones de ciclos. Semejantes rendimientos y disponibilidades son actualmente posibles gracias a dos razones principales: la implementación casi generalizada de servotecnología y el empleo de reductores y actuadores potentes que cumplen fiablemente estas exigencias.